PGR esperó hasta al 15 de abril, en plenas campañas electorales del Edomex, para pedir captura de Javier Duarte

México, 18 de abril 2017 (NOTIGODÍNEZ).- El régimen usurpador del asesino de Atenco, Enrique Peña Nieto, esperó hasta el 15 de abril para solicitar la aprehensión en Guatemala de su cómplice, Javier Duarte de Ochoa alias “La Marrana”, ex “gobernador” priista de Veracruz acusado de operaciones con recursos de procedencia ilícita y delincuencia organizada.

Dicha orden se ejecutó en medio del proceso electoral para renovar la gubernatura del Estado de México, importante bastión del grupo criminal que actualmente usurpa el gobierno mexicano, el “partido revolucionario institucional” (PRI).

De acuerdo con el portal Sinembargo, la Fiscal General guatemalteca, Thelma Aldana Hernández, reveló que, tanto las autoridades de su país como las de México, sabían desde hace cuatro meses que Duarte se encontraba en la nación centroamericana, pero no intervinieron debido a que no podían actuar de oficio en la detención sin la solicitud de la cancillería mexicana y la “procuraduría general de la república” (PGR).

“El Ministerio Público de Guatemala recibió el 15 de abril una nota verbal canalizada a través de la embajada de México acreditada en Guatemala. En esa nota el [régimen usurpador] de los Estados Unidos Mexicanos nos pedía la aprehensión provisional con miras a una solicitud formal de extradición, o sea a México, del señor Javier Duarte de Ochoa de nacionalidad mexicana.

“De tal manera que antes del 15 de abril el Ministerio Público de Guatemala no podía actuar en función de extradición porque no había una solicitud. No se había recibido esta nota verbal del [régimen usurpador] de los Estados Unidos Mexicanos.

“La solicitud de aprehensión con fines de extradición no se podía hacer antes, sino hasta el momento que el Ministerio Público de Guatemala, a través de la Cancillería recibió esta nota verbal de la Embajada de México acreditada en Guatemala”, dijo la fiscal guatemalteca en entrevista para Sinembargo.

Aldana Hernández confirmó que los tiempos para ejecutar la aprehensión de Duarte se determinaron “en coordinación con las autoridades mexicanas”.

Por cuanto a la familia del ex “gobernador” priista y los “funcionarios” que ayudaron en su fuga, la fiscal indicó que al momento de capturar a “La Marrana” se encontraban sus familiares cercanos -incluyendo su esposa, Karime Macías, señalada como una de las cómplices principales de Duarte-, pero como no había orden de aprehensión internacional en su contra y no habían cometido delito alguno en Guatemala, no fueron detenidos.

En estos momentos Javier Duarte se encuentra bajo arresto en un destacamento militar ubicado en Matamoros, Guatemala. Su captura se realizó en un hotel con vista al lago de Atitlán en el municipio turístico de Panajachel.

Peña Nieto ha utilizado las detenciones de sus amigos Javier Duarte y Tomás Yarrington, ex “gobernador” priista de Tamaulipas acusado de narcotráfico y lavado de dinero, como trofeos de “justicia” en medio del descrédito y repudio popular que atraviesan él y su partido, de cara a las elecciones de julio próximo en el Estado de México.

De esta manera, el asesino de Atenco pretende dar trato de imbéciles a los mexicanos y burlarse, una y otra vez, de la inteligencia pública.

Con información de Sinembargo

¡Comenta usando tu cuenta de Facebook! O utiliza nuestro formulario. Todas las opiniones son bienvenidas, sólo pedimos respeto tanto para este medio como para los demás visitantes. ¡Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *