Régimen de Calderón derrochó 120 MDD en rancho abandonado, beneficiando al priista Toledo Corro

Facebook Twitter Pin it WhatsApp Enviar por correo

México, 8 de marzo 2019 (NOTIGODÍNEZ).- El régimen usurpador del genocida Felipe de Jesús Calderón Hinojosa, a través del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), habría despilfarrado 120 MILLONES DE DÓLARES en la compra de un rancho en ruinas, propiedad de un ex «gobernador» priista, que nunca se utilizó y actualmente se encuentra abandonado.

Así lo denunció Andrés Manuel López Obrador, presidente de la República, durante su conferencia matutina de ayer jueves, en la que informó que esa compra espuria benefició a un ex «gobernador» cuyo nombre no quiso revelar. Se trata del priista ya fallecido Antonio Toledo Corro, ex «mandatario» de Sinaloa.

El tabasqueño responsabilizó del desfalco al panista Fernando Gómez Mont, ex «titular» de la Secretaría de Gobernación durante cuatro años del espuriato calderonista. Sin embargo, la Agencia Proceso recordó que fue Mario Gómez Mont, hermano de Fernando, quien estuvo al frente del Fonatur antes de que ambos renunciaran a sus cargos espurios en 2010. La adquisición del rancho se realizó en 2008.

Aunque López Obrador no quiso revelar el nombre del propietario beneficiado con la compra del terreno, Apro de inmediato asoció las denuncias del tabasqueño con el reportaje «25 kilómetros del Pacífico, la playa privada de Toledo Corro”, publicado en la revista Proceso el 5 de noviembre de 1983.

El semanario denunció en aquel momento que durante el sexenio 1981-1986, el entonces «gobernador» de Sinaloa se apropió irregular y escandalosamente de miles de hectáreas con los 25 kilómetros de playa en el sur de esa entidad, muy cerca de sus límites con Nayarit.

Toledo Corro, fallecido el año pasado a los 99 años de edad, fue cercano al ex «presidente» José López Portillo e incluso fungió como su secretario de la Reforma Agraria de 1978 a 1980. Apro confirmó plenamente que López Obrador se refería a Toledo cuando hizo la denuncia y omitió su nombre «por respeto», debido a que había muerto recientemente.

Por cuanto al terreno adquirido, se trata del rancho “Las Cabras” que Fonatur le compró a Toledo Corro a través de un fideicomiso en el que Nacional Financiera (Nafinsa) fungió como fiduciaria. La venta, detalla Apro, fue por dos mil 284 hectáreas a un precio de mil 203 millones de pesos, pagados en dos partes por Fonatur: 400 millones en septiembre de 2008 y otros 803 millones en mayo de 2009.

El medio aquí citado confirmó que el monto de la operación al tipo de cambio de aquel entonces -10.7 pesos por dólar- coincide con la cifra de 120 MILLONES DE DÓLARES señalada ayer por el tabasqueño, quien anunció que el predio carece de viabilidad turísitca y, por tanto, se venderá para financiar el proyecto turístico Nuevo Mazatlán.

Con información de Apro

SIGUE A NOTIGODÍNEZ

Tu apoyo siguiéndonos en nuestras redes sociales es muy importante para continuar nuestra labor. Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *