Sindicato petrolero goza de “caja chica” para bebidas, cremas antiarrugas y otros lujos con cargo a Pemex

México, 29 de agosto 2018 (NOTIGODÍNEZ).- Voraz, insaciable y pernicioso hasta la médula, el repugnante sindicato petrolero se consolida como uno de los parásitos gigantescos más costosos para los mexicanos y la empresa nacional más importante de nuestra historia, Petróleos Mexicanos (Pemex).

De acuerdo con una investigación de la brillante periodista Ana Lilia Pérez, autora de libros notables como “Camisas azules, manos negras”, “El cártel negro” y “Mares de cocaína”, el contrato colectivo de trabajo del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) incluye una abusiva cláusula que obliga a Pemex a erogar recursos usados en tipo de gastos superfluos, entre ellos bebidas alcohólicas, tratamientos de belleza y otras costosas banalidades.

Se trata de la cláusula 251 que establece la “obligación” al empleador, en este caso Pemex, de disponer de recursos para el pago de viáticos y otras ayudas a los miembros del Consejo Ejecutivo General del sindicato, empezando por su corruptazo dirigente priista, el deleznable Carlos Romero Deschamps.

“El patrón pagará los salarios y prestaciones, viáticos, ayuda para transporte y gastos conexos foráneos a 73 funcionarios del Comité Ejecutivo General que incluye asesores sindicales y Consejo de Vigilancia, 90 integrantes de las comisiones nacionales mixtas, 158 comisionados nacionales y 12 comisionados adscritos directamente a las órdenes del secretario general”, se lee en la mencionada cláusula 251 citada por Ana Lilia Pérez.

En total, según la investigación de la premiada periodista, Pemex se ve obligada a erogar alrededor de 7 MILLONES 865 MIL PESOS MENSUALES para el cumplimiento de esa cláusula, recursos que terminan derrochados en la compra de cremas antiarrugas, arreglos florales, botellas de alcohol y pastillas para adelgazar, entre otros productos superfluos.

Facturas en poder de Ana Lilia Pérez, difundidas en el portal Newsweek en Español, revelan despilfarro en cremas de noche, cremas de día, tratamientos cosmetológicos, estuches para manicura, multivitamínicos, tratamientos rejuvenecedores. “Leche solar” marca Avene, una variedad de cremas La Roche, Vichy, Eucerin, Elomet (para aclarar las manchas en la piel). Cremas antienvejecimiento, tratamientos para el acné, cremas para el pie de atleta, lubricantes oculares, regenerantes como Flexagil, antimicóticos, enjuagues antisépticos y un sinfín de productos más para el cuidado estético.

El dinero también se gasta en rubros como medicinas -pese a que el sindicato goza de seguro médico privado-, gasolina, pago de estacionamientos, dulces, plumas, bebidas alcohólicas y festejos a todo lujo.

La cláusula 251 sólo existe en México y probablemente ningún sindicato en el mundo goce de semejante privilegio absurdo. En tanto, Pemex arrastra una deuda récord de MIL 949.9 MIL MILLONES DE PESOS, según sus propios estados financieros, además de atravesar su etapa de más baja productividad por cortesía del actual usurpador, Enrique Peña Nieto, y la contrarreforma energética que el nuevo gobierno de Andrés Manuel López Obrador, presidente electo de la República, había jurado abolir e incumplirá.

Opinión:

No sólo se trata de la cláusula 251; lo más probable es que no exista en el orbe una dirigencia sindical más corrupta, costosa y criminal que la del gremio petrolero mexicano. ¿Y todo este despilfarro millonario para qué? ¿Cuál es el beneficio a Pemex, a los propios trabajadores del sector y al resto de los mexicanos? ¿De qué diablos sirve mantener al repulsivo Romero Deschamps y demás vividores de ese “Consejo Ejecutivo”? No hay respuesta alguna a esas preguntas desde hace mucho tiempo, pero sí hay solución y entiéndanlo de una buena vez: López Obrador y sus compinches priistas en el sexenio entrante NO LA APLICARÁN. Si el pueblo quiere justicia, DEBE REACCIONAR PARA MATERIALIZARLA.

Con información de Newsweek en Español

¡Comenta usando tu cuenta de Facebook! O utiliza nuestro formulario. Todas las opiniones son bienvenidas, sólo pedimos respeto tanto para este medio como para los demás visitantes. ¡Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *