Sujetos asesinan a una osa y a sus crías aprovechando que hibernaban en una cueva en Alaska

México, 29 de marzo 2019 (NOTIGODÍNEZ).- Dos individuos, presuntamente padre e hijo, asesinaron a una osa parda y a sus dos cachorros mientras los animales hibernaban al interior de una cueva en Alaska, Estados Unidos.

De acuerdo con el portal The Guardian, el artero asesinato fue captado por una cámara de vigilancia instalada para monitorear la conducta de los osos en la zona, como parte de un estudio científico. El video fue viralizado en las redes por la organización The Humane Society (Sociedad Humanitaria) que opera en el vecino país del norte.

La secuencia, de poco más de 2 minutos de duración, exhibe a los dos sujetos aproximarse a la madriguera donde la familia de osos hibernaba. Uno de los hombres, quien portaba una pistola, apunta al interior de la pequeña cueva y abre fuego. Poco después, el otro individuo dispara con un rifle de cacería mientras se escuchan los gritos de los oseznos desde el interior de la madriguera.

Una vez perpetrada la masacre, los sujetos se congratulan asegurando que nadie se enterará del asesinato de los animales ni será posible vincularlos con lo sucedido. Uno de los hombres posa orgulloso junto al cuerpo de la osa muerta.

Más adelante en el video, se puede ver a los sujetos desollando a la madre osa. Un par de días después, según la información incluida en el material, los asesinos regresaron por los cadávares de los dos oseznos.

Por la naturaleza violenta y gráfica de los hechos presentados en el video, nos es imposible publicarlo en esta nota debido a las restricciones que nos impone el programa de publicidad para webmasters Adsense. Sin embargo, el video está disponibe en la plataforma Youtube.

Según el medio aquí citado, los hechos ocurrieron en abril del año pasado en la isla Esther ubicada en la península del Príncipe William, en el Golfo de Alaska, donde la cacería de osos y otras especies está prohibida. El departamento de seguridad pública de Alaska hizo público el video apenas ayer jueves, a petición de The Humane Society.

Los asesinos fueron identificados como Andrew y Owen Renner, padre e hijo respectivamente. Luego de ser ubicados y detenidos, fueron sentenciados a prisión, trabajo comunitario y al pago de una multa. Asimismo, se les confiscaron las armas, vehículos y otros equipos que utilizaron en el viaje a la zona, mientras que sus permisos de cacería fueron cancelados definitivamente.

“Esta brutalidad pronto podría ser la ley de la tierra en las áreas de preservación en Alaska”, denunció The Human Society en las redes sociales. El grupo, indicó The Guardian, se opone a las iniciativas de la adminsitración de Donald Trump para retirar la protección a las áreas naturales protegidas de Alaska.

Con información de The Guardian

¡Comenta usando tu cuenta de Facebook! O utiliza nuestro formulario. Todas las opiniones son bienvenidas, sólo pedimos respeto tanto para este medio como para los demás visitantes. ¡Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *