Pedro Joaquín Coldwell, “secretario de energía” y dueño de gasolineras, otro gran beneficiado con gasolinazos

México, 29 de diciembre 2016 (NOTIGODÍNEZ).- El priista Pedro Joaquín Coldwell, empresario gasolinero y actual “secretario de energía” del régimen usurpador del asesino de Atenco, Enrique Peña Nieto, es dueño de estaciones de suministro de combustible en el sur del país y, por tanto, es otro más de los grandes beneficiados con los “gasolinazos” implementados desde el espuriato calderonista y continuados, con mayor intensidad, por Peña Nieto.

En mayo de 2014, poco después de perpetrado el vandalismo constitucional denominado “reforma” energética, Coldwell fue señalado en la “cámara de diputados” por incurrir en conflicto de interés, al ostentarse como “titular” de la Secretaría de Energía (Sener) y tener negocios en dicho sector.

Cínicamente, el sujeto admitió tener participación accionaria en cuatro gasolineras y una planta de distribución en Quintana Roo, entidad, por cierto, “gobernada” hoy por su medio hermano Carlos Joaquín. Pese a ello, negó tener conflicto de interés y aseguró que jamás en su carrera —delictiva— como “funcionario público”, ha intervenido para beneficiarse.

¡Claro! Sus cómplices lo han hecho por él.

Según sus propias declaraciones, Coldwell es dueño de 60 por ciento de Servicios Cozumel, estación de servicio en dicho municipio quintanarroense. Sus dos hijos, Pedro Oscar Joaquín Delbouis y Nassim Joaquín Delbouis, se reparten por igual el resto de las acciones.

También posee, junto con su padre Fausto Nassim Joaquín Ibarra, un 40 por ciento de las acciones de Gasolinera y Servicios Juárez. El resto están en poder de su sobrino Ignacio Nassim Ruiz Joaquín.

Asimismo, comparte con sus dos hijos y su sobrino las acciones de Combustible San Miguel, por partes iguales, es decir, 25 por ciento para cada uno. Es el mismo caso de la estación Combustibles Caleta, en la que también participa su padre, con 20 por ciento para cada uno.

Por cuanto a la distribución de combustible al mayoreo, Coldwell posee un 40 por ciento de la Planta de Combustible Cozumel, mientras que su padre es dueño del resto.

En total, el valor de las acciones de Pedro Joaquín Coldwell en esas empresas asciende a MÁS DE 10 MILLONES DE PESOS, según lo informado por él mismo en 2014. “Poquita cosa”, ¿no?

Como se observa, se trata de lucrativos negocios con beneficio directo para el “titular” de Sener y su familia cercana. No obstante y en el colmo del insulto a la inteligencia, el sujeto pretendió argumentar que los porcentajes que posee en dichas empresas no constituyen violación de los ordenamientos legales para que pueda ser “secretario”.

Efectivamente, en un régimen usurpador como el de Peña Nieto y anteriores, los ordenamientos legales NO EXISTEN de facto. En las cúpulas del poder no hay legalidad, no hay “estado de Derecho” y esos delincuentes HACEN LO QUE LES VIENE EN GANA, MANTENIDOS POR EL PUEBLO QUE NO REACCIONA.

La apertura del mercado de venta de gasolinas al sector privado coincidió con la “liberalización” de los precios, misma que se tenía programada para 2018 pero se adelantó un año por órdenes de las trasnacionales. El objetivo es evidente: enriquecer al máximo y cuanto antes a los nuevos participantes del saqueo, ahora a través de la venta de gasolina —Pedro Joaquín Coldwell, otro de ellos—, ya que no les basta con haberse apropiado de nuestro petróleo.

¿El régimen usurpador gana con los gasolinazos? Por supuesto. Un 35 por ciento del costo total de la gasolina corresponde a los altos impuestos que aprobaron los cómplices de Peña en el “congreso”. El resto, 65 por ciento, va a los bolsillos de los magnates gasolineros priistas como Pedro Joaquín Coldwell, la familia de Jesús Murillo Karam y, desde luego, las grandes trasnacionales que saquean nuestro petróleo prácticamente regalado y luego nos venden la gasolina MÁS CARA DEL MUNDO.

“LA DESOBEDIENCIA CIVIL ES UN HONROSO DEBER CUANDO SE APLICA CONTRA LOS LADRONES DE LA ESPERANZA Y DE LA FELICIDAD DEL PUEBLO”: AMLO.

Con información de Expansión

¡Comenta usando tu cuenta de Facebook! O utiliza nuestro formulario. Todas las opiniones son bienvenidas, sólo pedimos respeto tanto para este medio como para los demás visitantes. ¡Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *