PEÑA LES DESEA… ¡FELIZ AÑO NUEVO! Confirma Hacienda MEGA-GASOLINAZO en 2017; Magna a $15.99

México, 27 de diciembre 2016 (NOTIGODÍNEZ).- El régimen usurpador del asesino de Atenco, Enrique Peña Nieto, confirmó este día la aplicación de un mega-incremento a la gasolina de 20 por ciento a partir del 1 de enero de 2017, tal como se había previsto desde hace varios meses a consecuencia de la “liberalización” de los precios del combusitble al mercado.

La “secretaría de hacienda y crédito público” (SHCP), usurpada por un priista de nombre José Antonio Meade, informó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) que los precios promedio de la gasolina a nivel nacional serán de 15.99 pesos para la Magna, 17.79 la Premium y 17.05 para el Diésel, lo que representa un incremento de hasta un 20 por ciento respecto del precio máximo observado en diciembre de 2016.

“Estos precios máximos representan incrementos para las gasolinas Magna, Premium y el diésel de 14.2 por ciento, 20.1 por ciento y 16.5 por ciento, respectivamente”, se lee en la información del DOF citada por el portal Sinembargo.

Los nuevos incrementos a aplicarse a partir del 1 de enero tendrán vigencia hasta el 4 de febrero. Ese día, se recalculará una nueva tarifa que estará vigente hasta el 18 del mismo mes. A partir de entonces, los precios variarán cada 24 horas de martes a viernes y de sábado a lunes.

“Los precios máximos ahora se ajustarán con una mayor frecuencia comparada con lo que se hizo en 2016. Se comenzará con un sólo precio máximo durante enero y hasta el 3 de febrero de 2017, para después en febrero hacer dos actualizaciones semanales en las primeras dos semanas del mes. A partir del sábado 18 de febrero se determinaran de manera diaria”, explicó la “secretaría”.

Aunque el usurpador Enrique Peña Nieto prometió una y otra vez que con las “reformas” hacendaria y energética bajaría el precio de la gasolina, la “liberalización” a los precios del mercado —adelantada por órdenes de las trasnacionales— implica que los combustibles podrán seguir subiendo en función de los precios internacionales del petróleo. Ello se denunció en su momento sin que el pueblo mexicano reaccionara.

“Se acabaron los gasolinazos que tanto lastimaron mes a mes la economía de las familias mexicanas”, mentía el asesino de Atenco en un spot publicitario difundido en 2015. El sujeto aseguraba que a partir de su anuncio y gracias a la contrarreforma, se evitaría el aumento en los precios del combustible.

De acuerdo con el portal Sinembargo, el precio incluso será mayor en regiones cuyo costo de transporte —entre otros factores— es más alto, por ejemplo en la Ciudad de México, Monterrey y Guadalajara.

De hecho, en la región 5, conocida como Barranca del Muerto, que incluye a las delegaciones Gustavo A. Madero, Miguel Hidalgo, Xochimilco, Benito Juárez, Cuajimalpa, Álvaro Obregón, Tlalpan y Tláhuac, el precio de la Magna será de 16.33 pesos por litro, la Premium costará 18.20 pesos y el diesel, 17.07 pesos.

Mientras que en las delegaciones de Coyoacán, Cuauhtémoc, Iztacalco, Magdalena Contreras, Milpa Alta y Venustiano Carranza, la Magna costará 16.32 pesos por litro, la Premium 18.19 y 17.06 el diesel, apenas un centavo más bajo, según el medio aquí citado.

¿Por qué es tan cara la gasolina en México comparada con otros países que la venden más barata y también determinan su costo según los precios internacionales? La respuesta es simple: POR LOS ALTOS IMPUESTOS QUE SE APROBARON EN LA MISCELÁNEA FISCAL 2016. De hecho, nuestro país es uno de los más caros del mundo para vivir precisamente por los altos cobros tributarios que saquea el régimen a los habitantes.

Por la gasolina en particular se cobra Impuesto al Valor Agregado (IVA) e Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS). El segundo fue incrementado a más de 4 pesos, quedando fijo, precisamente para compensar a través del mismo la pérdida de la renta petrolera, entregada a particulares —empresas extranjeras en su mayoría— a través de la contrarreforma energética.

La otra premisa del régimen usurpador para asegurar que las gasolinas bajarán, se basa en la apertura del mercado de los combutibles a particulares. Lo mismo prometían cuando privatizaron la banca nacional: mejores precios y más calidad en los servicios financieros. ¿El resultado? México es el país con las comisiones bancarias más altas del mundo. Bancos españoles como Bancomer y Santander cobran más caro aquí por sus “servicios financieros” que en su país de origen.

Lo único seguro tras la “apertura” del mercado de las gasolinas, es que Petróleos Mexicanos (Pemex), empresa paraestatal que por décadas fue palanca del desarrollo nacional, se precipite más rápido a la quiebra al no poder competir con las trasnacionales que ya están vendiendo gasolina en nuestro país, otro absurdo delirante siendo México un país petrolero por excelencia.

Sabíamos que todo esto pasaría desde que el asesino de Atenco pretendía robarse la presidencia. Sabíamos que si permitíamos la imposición, el sujeto perpetraría este vandalismo constitucional para cumplimentar la agenda de sus jefes neoliberales, banqueros y dueños de los grandes imperios trasnacionales beneficiados con las contrarreformas. No hicimos NADA para impedirlo y, encima, seguimos esperando que el “milagro” de que esa mafia respete, “ahora sí”, la voluntad popular en 2018 para colocar un nuevo “gobierno” que revierta todo eso.

¿En serio, México?

Con información de Sinembargo

¡Comenta usando tu cuenta de Facebook! O utiliza nuestro formulario. Todas las opiniones son bienvenidas, sólo pedimos respeto tanto para este medio como para los demás visitantes. ¡Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *