Planta nuclear LAGUNA VERDE es ya una bomba de tiempo. Total omisión por parte de los (ir)responsables

Durante los últimos años ha habido un deterioro preocupante entre las autoridades federales y estatales y la sociedad, pues en el tema del funcionamiento y prevención de la Central Nucleoeléctrica Laguna Verde (CNLV) “a nivel institucional no les interesa informar a la sociedad”, expresó Claudia Gutiérrez de Vivanco, integrante del Grupo Antinuclear Madres Veracruzanas.

En entrevista, dijo que hace años –ya no recordaba cuántos– había comunicación y tanto la autoridades federales como estatales daban a conocer las actividades de prevención en la CNLV, sin embargo desde un tiempo a la fecha esto no ocurre ya. “Cuando las Madres (Veracruzanas) estuvimos incidiendo sobre el Plan de Emergencia Radiológica Externo (PERE) había talleres, pero ahora no hay nada, no hay simulacros, no hay talleres ni atención, a pesar de que es su obligación”, expresó la activista.

En este sentido insistió en que este desinterés es una falta de responsabilidad, sobre todo en un momento en el que se pretende construir nuevas plantas nucleares en otras plantas del país y que esta ha servido de muestra para ver la falta de compromiso que hay con la transparencia.

También dijo que hay un desdén para atender las demandas de la sociedad, pues recordó que en su momento, cuando se pretendía repotenciar el reactor, “nosotras nos rehusamos y de todas formas se hizo”.

Expresó que ante el panorama que se tiene, la poca información, la escasa transparencia y la reducida capacidad de respuesta no confían en que siga funcionando la Central. “No confiamos ni confiaremos jamás, a pesar de que hagan sus esfuerzos, la naturaleza puede ocasionar afectaciones”, expresó y puso de ejemplo lo ocurrido hace un par de años en Fukushima, Japón, donde a consecuencia de un sismo y un tsunami, la planta tuvo problemas severos que a la fecha no han podido ser controlados y sigue diseminando la radiación.

Agregó que lamentablemente “en México no tenemos esa capacidad de respuesta” y el ejemplo es que actualmente de las fuerzas de tarea asignadas por el PERE, “sólo sabemos que hay fuerzas de tarea, por cada dependencia, pero no sabemos en qué están trabajando”.

Fuente: La Jornada Veracruz

¡Comenta usando tu cuenta de Facebook! O utiliza nuestro formulario. Todas las opiniones son bienvenidas, sólo pedimos respeto tanto para este medio como para los demás visitantes. ¡Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *